Día internacional del Síndrome de Down

El 19 de diciembre de 2011, la Asamblea General de las Naciones Unidas designó el 21 de marzo como Día Mundial del Síndrome de Down, La fecha fue elegida para destacar la singularidad de la triplicación del cromosoma número 21, que causa este síndrome.

Las células del cuerpo humano tienen 46 cromosomas distribuidos en 23 pares. Las personas con síndrome de Down tienen tres cromosomas en el par 21 en lugar de los dos que existen habitualmente; por ello, este síndrome también se conoce como trisomía 21.

Por lo tanto, el síndrome de Down es una alteración genética que se produce por la presencia de un cromosoma extra o una parte de él. Hay que tener bien claro, que el síndrome de Down no tiene cura, puesto que no se trata de una enfermedad.

Agustín Matía, de Down España en una entrevista a Noticias ONU, el ambiente laboral de una empresa se mejora cuando se contratan personas con este síndrome, pues sus limitaciones tanto intelectuales como comunicativas les obligan a desarrollar habilidades adaptivas que les hacen más empáticos, directos y con menos doblez, lo que genera un clima de convivencia y afectividad que contribuye a mejorar el ambiente laboral.

Una de cada 600 o 700 personas nacen con esta discapacidad intelectual, pero la estimulación desde su nacimiento, así como el control y seguimiento de su salud le proporcionarán una buena calidad de vida.

En la actualidad, las personas con síndrome de Down tienen una esperanza de vida de más de 60 años.

Finalmente, las personas con esta discapacidad intelectual, se han ido integrando poco a poco a las actividades cotidianas del ser humano, acuden a la escuela, y a los adultos se les abren espacios laborales, en donde desempeñan un buen papel de acuerdo a sus habilidades.