Académicas feministas de la UG denuncian desacreditación y criminalización

Guanajuato. Gto. Septiembre del 2019.- Trabajadoras académicas y administrativas de la Universidad de Guanajuato se manifestaron en contra de la desacreditación y criminalización a quienes tienen una posición política abiertamente feminista dentro de la casa de estudios; señalando que dicha desacreditación tiene un comportamiento creciente puesto que es validada por profesores y algunas autoridades universitarias.

“En tales casos, lo primordial es dar seguimiento y acompañamiento a las denunciantes, corresponder a la confianza que ellas manifiestan al acercarse a las docentes o administrativas en lugar de señalar que existen instigadoras que las llevaron a hablar”.

Dijeron además haber sido señaladas como culpables o instigadoras, por las denuncias de acoso hechas por estudiantes. Incluso dos de las profesoras fueron denunciadas penalmente ante el Ministerio Público, luego de que dieran acompañamiento a estudiantes que acudieron a presentar una denuncia penal por acoso de profesores. Otra más cuenta con denuncias ante la Procuraduría de los Derechos Humanos.

“Algunas de nosotras nos encontramos en esta situación, lo que ha empobrecido el clima laboral que debería funcionar en conjunto para atender la finalidad principal de toda labor educativa: alcanzar formación de calidad en un clima de libertad y respeto”.

También expresaron que aquellas que realizan prácticas docentes con perspectiva feminista, han sido tachadas de profesoras que carecen de ética profesional; lo que refleja la falta de sensibilidad al respecto, representando así una causa significativa por la que las estudiantes no se acercan a las vías institucionales para realizar sus denuncias.

Con estos antecedentes pidieron a la Universidad:

  • No criminalizar las prácticas docentes de las profesoras feministas
  • Promover su participación en cargos y actividades que requieran de la perspectiva de género.
  • Apoyar de manera segura a las denunciantes a propósito de los acosos.
  • Dar seguimiento sensible que garantice el anonimato y la seguridad de las denunciantes.
  • Garantizar el apoyo de académicas y el acompañamiento integral a las estudiantes interesadas en señalar situaciones de violencia, o  que han sido víctimas de la misma.
  • No criminalizar las diversas manifestaciones que las estudiantes realicen para mostrar las violencias que se viven dentro de la Universidad de Guanajuato.
  • Formar y sensibilizar de manera continua a las autoridades y personal  de la UG, en general, en perspectiva de género y feminismo.
  • Formar y sensibilizar en perspectiva de género y feminismo al equipo que conforma el A.S.P.A.A.U.G.

De esta manera, consideraron urgente el rediseñar los procesos y fortalecer los vínculos entre las estudiantes y la institución,  en lugar de criminalizar las acciones no institucionales por ejemplo, tendederos o denuncias anónimas.

“En todo caso, la pregunta que deberíamos hacernos es ¿por qué se opta por esas vías para denunciar y/o para nombrar las violencias cotidianas dentro del espacio universitario?”.

Por último, hicieron énfasis en que es preciso que las autoridades universitarias se formen a este respecto, pues no puede ser que sean las  mismas autoridades las que contribuyan a generar más violencias, tanto a las alumnas como a profesoras y trabajadoras administrativas.