Aprueba Cámara de Diputados reforma constitucional en materia de consulta popular y revocación de mandato

Ciudad de México. 14 de marzo del 2019.- Con 329 votos a favor, 153 en contra y dos abstenciones, la Cámara de Diputados aprobó en lo general, el dictamen que reforma la Constitución Política, en materia de consulta popular y revocación de mandato.

El documento que fue enviado al Senado de la República para sus efectos constitucionales, establece el procedimiento de revocación de mandato del Presidente de la República, gobernadores y jefe de Gobierno de la Ciudad de México; lo que abre la posibilidad de que en las elecciones del 2021 el nombre del Presidente Andrés Manuel López Obrador aparezca en la boleta electoral.

La revocación del mandato del Presidente de la República se sujetará a lo siguiente: será convocada a petición del propio Presidente de la República, o por el equivalente al 33 por ciento de los integrantes de cualquiera de las cámaras del Congreso de la Unión. Ambos supuestos deberán ser aprobados por la mayoría de cada Cámara del Congreso de la Unión; además también podrá ser a petición de ciudadanas y ciudadanos en un número equivalente, al menos, al tres por ciento de los inscritos en la lista nominal de electores.

Este proceso se solicitará durante el primer periodo ordinario del segundo año de la Legislatura; la votación se realizará el mismo día de la jornada electoral federal en la que únicamente se elijan a diputados federales. La revocación de mandato será vinculante por mayoría absoluta de los votos depositados en las urnas, siempre que concurra a votar al menos el cuarenta por ciento de los inscritos en la lista nominal de electores.

Para el caso local señala que las constituciones estatales podrán establecer que se realice el proceso de revocación del mandato del gobernador o gobernadora del estado, o de la Ciudad de México, el cual es de carácter democrático y tiene por objeto que la ciudadanía decida sobre la permanencia de la o del mandatario en su encargo.

La presidenta de la Comisión de Puntos Constitucionales, diputada Miroslava Carrillo Martínez (Morena), expresó que con la implementación de las reformas se permitirá la destitución de aquellos servidores públicos que hayan incumplido con sus obligaciones frente a la sociedad.

Señaló que en el caso de la consulta popular no se busca sustituir a la democracia representativa ni el mandato que tienen los poderes constituidos del Estado, tanto de manera directa como indirecta, porque se considera a este tipo de modelos participativos como un factor incisivo que fortalece a las decisiones públicas.

En contra de las reformas, se pronunció la diputada de MC, Adriana Gabriela Medina Ortiz quien precisó que aprobar una reforma, como se plantea en el dictamen, es defraudar a la nación, “planteando los aparatos de manipulación más burdos que hemos visto en el presente siglo”.

Del PRI, el legislador Héctor Yunes Landa subrayó que van en contra de la iniciativa porque la figura de revocación de mandato debe ser un instrumento para empoderar al ciudadano y lo que proponen es empoderar al Presidente de la República. “Se pretende pervertir a la democracia, institucionalizar el culto a la personalidad y perpetuar a una persona en el mando de la nación. Esta iniciativa es insensata y peligrosa para la estabilidad de la República”.

La diputada Ana Lilia Herrera Anzaldo (PRI) señaló que este proyecto no propone la revocación de mandato sino la ratificación. “Lo que están buscando es hacer campaña permanente”, con cargo al presupuesto. Enfatizó que “estamos en lo que podría ser la antesala de una dictadura y yo no quiero eso para mí país.

El diputado Felipe Fernando Macías Olvera (PAN) consideró que hoy se traiciona la voluntad de millones de mexicanas y mexicanos que pidieron un cambio y que se hicieran las cosas bien. “Hoy lo único que estamos viendo es que le quitan el derecho para participar y tener elecciones donde todos estén en igualdad de circunstancias”.