Aprueba el Pleno del Congreso reformas en materia de prevención del suicidio

Guanajuato, Gto. 04 de junio del 2020.- Por unanimidad de votos, el Pleno del Congreso aprobó reformas a la Ley de Salud del Estado de Guanajuato en materia de prevención del suicidio.

Las modificaciones contemplan que la Secretaría de Salud deberá coordinarse con las instituciones federales, estatales y municipales, y con la sociedad civil, para promover y apoyar la investigación de las causas del suicidio y de la conducta suicida, así como diseñar, proponer, desarrollar y aplicar acciones de prevención del suicidio, dirigidas particularmente a niñas, niños y adolescentes, así como a la población en general.

La diputada Katya Soto hizo uso de la voz para hablar a favor del dictamen, subrayó que proteger la vida es la máxima prioridad, y esta es una labor que debe atenderse tanto desde la ley como desde las políticas públicas, con un enfoque integral y solidario, a lo largo de toda la vida.

Refirió que uno de los aspectos más importantes de dicho trabajo es el de la prevención del suicidio, particularmente en el caso de las niñas, niños y adolescentes, como parte de una estrategia amplia en defensa de la salud mental de todos los guanajuatenses.

“Reconocemos esta reforma como una adición necesaria y valiosa a nuestro marco jurídico, pero también consideramos importante señalar todo lo que ya se está haciendo desde el gobierno del estado para prevenir y atender los casos de conducta suicida”, dijo.

En este sentido, indicó que Guanajuato cuenta con el Consejo Estatal de Salud Mental de Guanajuato, además de la Red de Servicios de Salud Mental de Guanajuato, integrado por 450 psicólogos, 52 psiquiatras, 179 unidades de salud mental y 810 profesionales de la salud mental, al igual que 46 redes municipales de prevención de la conducta suicida.

Por su parte, el diputado Ernesto Prieto agradeció a los integrantes de la Comisión de Salud Pública el interés que pusieron en el análisis de la iniciativa en mención, la cual dijo permitirá implementar políticas públicas donde se muestren claros síntomas en la infancia y éstos puedan ser atendidos tan pronto como estos se manifiestan para que no lleguen a repercutir negativamente sobre la salud y la calidad de vida de los menores.

“Las niñas y niños sufren de enfermedades que la mayoría de las personas ignoran, pues sufren accidentes que muchas veces son prevenibles; sufren de diferentes formas de maltrato en casa, en la calle, en la escuela. Y también son testigos de la violencia doméstica y de la violencia social. Pero eso no lo es todo: los niños también sufren y tienen enfermedades psiquiátricas y esto debe dejar de ser un tema tabú”, comentó.

En este sentido, el diputado pidió que se visibilicen las enfermedades mentales, ya que son causantes primigenias de un desenlace trágico como es el suicidio, por lo que no se pueden dejar de lado a las niñas, niños y adolescentes en su desarrollo tanto físico como mental.