Arranca la Campaña Septiembre Mes del Testamento “Hereda seguridad para los tuyos”

Silao, Gto. 02 de septiembre del 2020.- Arranca en el Estado de Guanajuato la Campaña Septiembre Mes del Testamento “Hereda seguridad para la tuyos”.

Durante esta campaña de promoción de la certeza jurídica en los meses de septiembre y octubre, se realizan aproximadamente el 60 por ciento de los testamentos que se registran en todo el año.

Se cobrará $2,000.00 pesos por la elaboración de testamentos públicos abiertos al público en general; $1,000.00 pesos por la elaboración de testamentos públicos abierto a personas mayores a 60 años y $1,000.00 pesos, por la elaboración de testamentos públicos abiertos a personal que labora en sector salud.

“El año pasado se alcanzó la cifra más alta de testamentos realizados al amparo de esta campaña, se registraron un total de 10 mil 304 testamentos; el acumulado histórico de la campaña es de 135 mil 193 documentos”, señaló el Gobernador de Guanajuato, Diego Sinhue Rodríguez Vallejo.

A su vez, reconoció la disposición de las y los notarios públicos, para participar en esta campaña, así mismo agradeció el compromiso de este gremio con la firma del Convenio de colaboración para el trámite electrónico de la publicación de avisos notariales en el Periódico Oficial del Gobierno del Estado y el Convenio de colaboración para la prestación de servicios notariales a adultos mayores y personal del sector salud.

Destacó la firma de un convenio de colaboración para el trámite electrónico de la publicación de avisos notariales en el Periódico Oficial del Gobierno del Estado, proceso necesario no solamente por el tema de la pandemia, sino para agilizar los trámites que llevan a cabo las Notarías Públicas del estado.

La alianza de la Administración Estatal con el Colegio de Notarios ha generado beneficios sociales y económicos para la población, ya que la formalización del testamento ayuda a preservar la paz social, da respaldo legal sobre los bienes que se poseen y blinda el patrimonio familiar, al permitir que los bienes se puedan transmitir sin problemas, aún después de la muerte del testador.