¿Cómo pretende MEADE acabar con la delincuencia en México?

El precandidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI) a la Presidencia de la República, José Antonio Meade Kuribreña, este lunes durante el foro nacional “Puntos de Encuentro: Seguridad y Justicia”, organizado por la Fundación Colosio, propuso cinco puntos fundamentales para lograr que nuestro país tenga seguridad y acceso a una justicia efectiva:

 

• Pegarle a la delincuencia donde le duele; incautar el dinero, los bienes y las armas del crimen organizado.

• Homologar las leyes y las instituciones a nivel estatal y federal, para que los delitos sean investigados y castigados bajo un mismo criterio.

• Creación de un sistema integral que permita identificar a los criminales, sus bienes y sus movimientos financieros.

• Fortalecer el cuerpo policiaco en el país para que haya oficiales mejor entrenados, protegidos y mejor remunerados.

• Combatir las desigualdades para prevenir con efectividad factores delincuenciales.

 

El precandidato presidencial afirmó que estos cinco puntos deben estar presentes en cualquier agenda de seguridad y reiteró que dichas propuestas no pueden esperar a que concluyan los procesos electorales de este año.

 

“Estos cinco elementos dan respuesta: combatir el dinero, el tráfico de armas, evitar espacios de opacidad con buenos elementos de información, mejorar la capacitación permanente de nuestras fuerzas estatales. Esos son elementos que nos van a ayudar, si además castigamos los crímenes de la misma forma, a construir un entorno que nos permita ser mucho más efectivos”, afirmó Meade en Durango.

Millón y medio de armas posee la delincuencia organizada.

Meade Kuribreña dijo que se estima que la delincuencia organizada en México cuenta con una cantidad de entre 500 mil y un millón y medio de armas de fuego, cuando el ejército mexicano cuenta con 750 mil.
En este sentido, dijo que se requieren protocolos diferentes para detectar y diferenciar efectivamente entre el tráfico de armas y el de drogas, ya que, subrayó, los delincuentes no utilizan los mismos mecanismos para cometer estos delitos.