En el PRD los de siempre repiten

Por: El Ahuizote del Bajío

 

Una alianza que poco abona al crecimiento del partido, una militancia completamente desunida y una mafia de “amigos” que se reparten todo entre sí, son apenas unos de los graves problemas que enfrenta el PRD en el Estado de Guanajuato; pero sin duda, su mayor preocupación debe ser el riesgo que tienen de desaparecer.

El pasado sábado 03 de marzo, un día soleado, con todo a favor para que fuera un buen día, quedó arruinado cuando el PRD luego de unos buenos agarrones, anunció quienes serían sus candidatos y candidatas para las benditas elecciones.

En este momento, le recomiendo que agarre una almohada (la que menos le guste) que pueda estrujar con todas sus fuerzas hasta llegar a destruirla del coraje.

Antes hay que mencionar que la situación que veremos a continuación es la que ha dejado al partido en los huesos, es decir sin gran cantidad de militantes, pues todos se retiran al ver las cochinadas que realizan al interior del instituto amarillo.

Bien, al parecer a los “lideres” del partido del sol azteca poco les importa el trabajo de sus militantes y mucho menos sus aspiraciones, dejándolos a un lado en el amañado proceso de selección, para repartirse el “botín” entre ellos solitos.

Actualmente el PRD gobierna 4 municipios, cosa que esperan con todas ansias que cambie el primero de julio, pues ahora buscan sumar dos municipios más, aunque aquí hay que ponerle comillas, marca texto y relieve a que el PAN fue lo único que le dejó, con esto de la coalición.

Los 4 municipios que gobierna el PRD son Acámbaro, Cortázar, Moroleón y Santa Cruz de Juventino Rosas, con Gerardo Javier Alcántar Saucedo, Hugo Estefanía Monrroy, Jorge Ortiz Ortega y Serafín Prieto Álvarez, todos ellos alcaldes de dichos municipios respectivamente; de estos 4 alcaldes 3 buscan la reelección, excepto el de Acámbaro, Gerardo Javier Alcántar Saucedo, quien esta vez se le otorgó la segunda posición para una Diputación Local PLURINOMINAL.

¿Hasta aquí vamos bien? Como lo notó, “ninguno se quedó fuera”.

Pero aún faltan dos municipios Tierra Blanca y Pueblo Nuevo, en donde se tendrán candidatas Yasmín Rivera Rivera y Cindy Alcántar Corona, ellas hasta donde yo tengo conocimiento, pues no las conozco.

Ahora bien, actualmente el PRD tiene 3 Diputados en el Congreso Local, todos plurinominales hay que decir, ellos son Isidoro Bazaldúa Lugo, Jesús Gerardo Silva Campos y María Alejandra Torres Novoa, y ¿adivine qué? de ellos ninguno se queda fuera; en el caso de Isidoro Bazaldúa, este ahora se irá a hacer campaña para repetir como Diputado, pero del Distrito XIII; seguimos con Jesús Gerardo Silva Campos, que no busca repetir en el congreso, ahora el será el candidato para la presidencia Municipal que quedaba vacante “Acámbaro”; y el caso más particular es el de María Alejandra Torres Novoa, pues su nombre se repite dos veces, y con ello tiene todas las de ganar, afigurese que es la candidata para la Diputación Local por el Distrito I, pero también es la suplente para la primera posición de las plurinominales, y no está de más decir que es esposa de Hugo Estefanía (si no sabe quién es, regrese al párrafo de los municipios).

Y por último en la tercera posición de plurinominales, va Claudia Silva Campos, y volvemos con la burra al trigo, ella es hermana de Gerardo Silva, que para no hacerlo que se regrese a leer, mejor aquí le digo, él es actual diputado y ahora busca ser alcalde, es decir quiere otro cargo, pero sin dejar el actual, por eso deja a la hermana.

Yo no sé usted, pero con esto me pregunto ¿dónde quedan los demás?, porque, aunque debo de reconocer que ahora se tiene el derecho a la reelección, en todo abusaron, pues nada más se rolaron los cargos (eso si acaso ganan).

Lo que también hay que decir, es que la alianza del PAN con el PRD más que un beneficio, parece que el grande quiere desaparecer al chiquito, y también parece que los amarillos lo saben muy bien, por eso quieren aprovechar esta ultima oportunidad para llevarse todo lo que puedan, pero no piense otra cosa, me refiero a las “candidaturas”.

Y, por último, me hago otra pregunta, ¿qué de verdad ya no les quedarán más militantes, que se ven en la penosa, pero nada despreciable necesidad de quedarse con todo?

Como en las anteriores y en las próximas, lo dejo a usted que haga sus propias conclusiones.

Nos leemos en la próxima entrega de #ElEhuizoteDelBajío y cuídese, cuídese bien de no caer en la trampa de los vividores.