Exhorta Congreso a Gobierno Federal para que evite la reducción arancelaria

Guanajuato, Gto. 17 de octubre del 2019.- El Pleno del Congreso exhortó al Presidente de los Estados Unidos Mexicanos y a la Secretaria de Economía para que de conformidad con sus obligaciones y atribuciones materialicen en norma a más tardar el 1 de noviembre del año en curso, todas aquellas acciones y medidas que eviten la reducción arancelaria de importación que afecta a las industrias mexicanas de calzado, textiles y de confecciones y, por lo tanto, se mantengan los aranceles previstos en el decreto emitido el pasado 10 de abril; así como para que de manera urgente definan objetivamente sobre los beneficios de continuar manteniendo el incremento de los aranceles en los sectores de calzado, textiles y confecciones.

En la exposición de motivos, el diputado Hugo Varela Flores refirió que con el exhorto se busca que el gobierno federal lleve a cabo la valoración objetiva sobre los beneficios de continuar manteniendo el incremento de los aranceles en los sectores de calzado, textiles y de confecciones, misma que no se ha materializado durante el plazo de 180 días, máxime fue uno de los compromisos por parte de las autoridades federales competentes.

Señaló que la desgravación arancelaria puede ocasionar daño a la economía nacional, pues originará el cierre de empresas, además de que en nada se traducirá como una ventaja para los consumidores finales, toda vez que los precios de importación con los que entra el calzado al país no son menores para los consumidores finales, entre otras cosas.

Expuso que la industria del calzado representada por la Cámara Nacional de la Industria del Calzado y por la Cámara de la Industria del Calzado del Estado de Guanajuato, se han manifestado en contra de la reducción arancelaria que entraría en vigor el 2 de noviembre de 2019; estas Cámaras deben ser escuchadas y atendidas, pues advierten que será negativa para los fabricantes nacionales de calzado y para la economía nacional en su conjunto.

Indicó que dicha advertencia la fundan y motivan en diversos estudios, mismos que a detalle se han plasmado en documentos, y a su vez, los han dirigido y entregado a la titular de la Secretaría de Economía para su atención y seguimiento procedente en aras de coadyuvar proactivamente con el gobierno federal para que esta situación sea atendida de manera urgente, exhaustiva y garantista en favor de la economía del país.

“Así las cosas, al tratarse de un golpe significativo a las industrias mexicanas multirreferidas, en donde cada tres o cuatro años tiene cabida una lucha constante para conseguir que el Gobierno Federal mantenga el blindaje del zapato principalmente, consideramos que de manera urgente deben determinarse y emplearse mecanismos y estrategias a nivel nacional para evitar una afectación a corto, mediano y largo plazo en nuestro país y, desde luego, en nuestro estado de Guanajuato; por lo que deben ser consideradas las apreciaciones en que fundan sus preocupaciones estas dos importantes Cámaras de la industria del Calzado en México, pues ello propiciará que se tomen las medidas atinentes en beneficio de la economía mexicana ante los embates de la competitividad internacional”, acentuó.

Al someter a discusión la propuesta, la diputada Cristina Márquez Alcalá y el diputado Miguel Ángel Salim Alle hicieron uso de la tribuna para hablar a favor de la misma.

La legisladora Cristina Márquez resaltó que las medidas provisionales que se aplicaron en meses pasados están a punto de vencer, lo que implicaría que quedara sin efectos las modificaciones realizadas a las fracciones arancelarias y el restablecimiento de aranceles de importación.

“Circunstancia que advertimos claramente como una afectación directa a la industria del zapato, textil y de confecciones que encuentra lugar en nuestra entidad. De esta manera, de nueva cuenta surge la necesidad de implementar medidas similares a la entonces solicitada por el Grupo Parlamentario del PAN como del PRI, y con ello mantener las acciones adecuadas que mantengan la competitividad de la industria local en el mercado internacional”, dijo.

Por su parte, el diputado Miguel Ángel Salim resaltó la trascendencia de la industria del calzado, la textil y de confección, como un sector de desarrollo del país, y de manera relevante en el Estado de Guanajuato, ante la fuente de empleos que representa. Dijo que dicha industria se ha visto afectada derivado de la importación de mercancías que implican el ejercicio de competencia desleal; lacerando fuertemente la economía local.

Puso de ejemplo la industria del zapato que, dijo, genera medio millón de empleos directos e indirectos en todo el país, muchos de ellos en Guanajuato, ya que de los 260 millones de zapatos que se producen al año en México, 70% se fabricaba en el estado. El congresista señaló que la secretaria de Economía incrementaría los empleos, pero no en México sino en otros países, al bajar los aranceles y dejaría desprotegidos a los más de 500 mil empleos en Guanajuato.

“Nos sumamos a la propuesta del Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional, ya que resulta prioritario no permitir la baja arancelaria de importación, resultando de suma importancia adoptar las medidas que abonen de manera definitiva en beneficio del sector”, concluyó.