Homicidio del periodista Javier Valdez Cárdenas estuvo relacionado con su labor

Renato Sales Heredia, Comisionado Nacional de Seguridad, informó este martes en conferencia de prensa que en seguimiento a los trabajos de investigación e inteligencia que han llevado a cabo la Comisión Nacional de Seguridad, a través de la Policía Federal, en coordinación con la Procuraduría General de la República y la Fiscalía General del Estado de Sinaloa, el día de ayer se detuvo en Tijuana, Baja California, a Heriberto “N”, de 26 años de edad, identificado como presunto responsable del homicidio del periodista Javier Valdez Cárdenas, acontecido el 15 de mayo de 2017 en Culiacán, Sinaloa, muy cerca del semanario Ríodoce, donde laboraba.

Heriberto “N”, señalado como uno de los coautores materiales de este homicidio, a quien se le vincula con un grupo delictivo dedicado al trasiego de drogas que opera en la zona.

Se presume que el homicidio de Javier Valdez Cárdenas, corresponsal del diario La Jornada y fundador del semanario Ríodoce, se encuentra vinculado a los diversos trabajos de investigación periodística en los que cubría asuntos como el narcotráfico y delincuencia organizada.

Una vez que se realizó el análisis de la información obtenida en las investigaciones, se pudo identificar el paradero de Heriberto “N” en la colonia Pedregal de Santa Julia, en Tijuana, Baja California, en donde se cumplimentó la orden de aprehensión solicitada por la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos Cometidos contra la Libertad de Expresión y librada por un Juez Federal.

Señaló además que se cuenta con otras órdenes de aprehensión libradas por un Juez Federal competente en el estado de Sinaloa, vinculadas con este caso.

Al corroborar su identidad, Heriberto “N” será puesto a disposición de la autoridad correspondiente en Culiacán, Sinaloa, a fin de que se determine su situación jurídica a la brevedad.

Sales Heredia, reiteró que existe la clara voluntad del Gobierno de la República para coordinarse con las entidades federativas, en este caso particularmente con el gobierno del estado de Sinaloa para que estos delitos, contra la libertad de expresión no permanezcan impunes.