INE realiza simulacro de votación para garantizar la participación de personas con discapacidad

Con el objetivo de garantizar el ejercicio libre y secreto de toda la ciudadanía, el Instituto Nacional Electoral (INE) realizó la “Jornada para un ejercicio efectivo del voto de personas con discapacidad”, la cual incluyó un simulacro de atención a personas con diferentes tipos de discapacidad en una Casilla Electoral y en un Módulo de Atención Ciudadana.

El evento contó con la participación activa de personas con discapacidad intelectual, motriz, auditiva, visual, de talla pequeña y, con parálisis cerebral, además estuvieron presentes asociaciones civiles a favor de sus derechos.

Las personas con discapacidad conocieron el funcionamiento de la casilla y los materiales elaborados por el INE para apoyarlas; entre ellos, la plantilla braille para facilitar el voto a quienes tienen discapacidad visual y la etiqueta braille para identificar las urnas en las que deben ingresar sus votos; la mampara especial y las bases porta urnas para personas en silla de ruedas, discapacidad motriz o de baja estatura y el cartel para quienes están en situación de vulnerabilidad puedan acceder a la casilla.

Con este simulacro se cumple con el primer compromiso adquirido por el INE, el pasado 15 de marzo de 2018, con las personas con discapacidad y las Organizaciones de la Sociedad Civil quelas representan.

El próximo primero de julio serán más de 155 mil casillas que se instalarán en todo el país tendrán condiciones para atender a este sector de la población.

La Consejera Adriana Favela anunció que se realizarán más simulacros para verificar el funcionamiento de los Módulos de Atención Ciudadana del Registro Federal de Electores y las casillas para mejorar los procesos y garantizar el ejercicio efectivo de las personas con discapacidad.

Al concluir el simulacro se tomó nota de las observaciones de los participantes para perfeccionar los materiales y la atención que el INE presta a las personas con discapacidad, con el compromiso de mejorarlos.

Sandra Sánchez, quien sufrió un infarto cerebral hace diez años y una afectación a sus cuerdas vocales, solicitó un dispositivo que garantice la libertad y secrecía de su voto ya que actualmente requiere de una persona que la auxilie para poder emitirlo.