Las promesas de los candidatos que no es tan fácil que puedan cumplir

Verificado 2018, dio a conocer aquellas promesas de campaña de los candidatos a la Presidencia de la Republica que no depende solo de ellos cumplir, sino que se requiere de la aprobación del Congreso de la Unión.

Estas son algunas de ellas:

Andrés Manuel López Obrador

  • Realizar una consulta para que la gente decida si el presidente continúa o no en su cargo cada dos años.
  • Dar una amnistía a delincuentes para combatir la violencia. Previamente hacer una consulta ciudadana sobre el tema.
  • Crear un mando único para integrar a las corporaciones policiales y castrenses.
  • Crear nuevamente una Secretaría de Seguridad Pública.
  • Eliminar la Reforma Educativa.

Ricardo Anaya

  • Reformar el marco legal que da vida a la Fiscalía General de la Nación —que este año sustituirá a la Procuraduría General de la República—, y aprobar la Ley Orgánica de la Fiscalía.
  • “Muerte civil” a funcionarios deshonestos para inhabilitar de por vida a servidores públicos corruptos.
  • Reformar la Ley Federal de Trabajo.
  • Eliminar la prescripción de los delitos, como enriquecimiento ilícito, peculado, y lavado de dinero y el fuero constitucional para todos los servidores públicos.
  • Reformar el artículo 108 constitucional para que, durante el tiempo de su encargo, quien ejerza la Presidencia pueda ser acusado y enjuiciado por delitos de corrupción.

José Antonio Meade

  • Crear un Código Penal único que tipifique y castigue los delitos de la misma manera.
  • Endurecer penas en delitos de violencia familiar, desaparición forzada, abuso sexual y feminicidio.
  • Igualar salarios entre hombres y mujeres.

Margarita Zavala

  • Eliminar el impuesto sobre la renta a quienes ganan menos de 15 mil pesos.
  • Otorgar prestaciones de ley a los trabajadores del hogar y que sus servicios sean deducibles para los empleadores.
  • Retirar a la policía de la Secretaría de Gobernación y crear una Secretaría de Seguridad Ciudadana.
  • Reformar el sistema de justicia para que paguen los culpables.

Y es que si bien, el Presidente de la Republica tiene la facultad de proponer iniciativas ante el Congreso, la aprobación o no de esa iniciativa, es básicamente de los Diputados y Senadores.

El artículo de Verificado 2018 señala que “el proceso es aún más complejo si se trata de propuestas que impliquen reformas constitucionales, ya que éstas requieren la aprobación de la mayoría calificada (las dos terceras partes de las Cámaras) y también de al menos 17 de los 32 congresos locales. Y sí además se interpone una controversia o una acción de inconstitucionalidad, la propuesta debe someterse a la deliberación de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN)”.

Por último, las iniciativas que sean presentadas por el Ejecutivo, tienen que pasar por un proceso de análisis, en el que sufren modificaciones, por lo que hay varios aspectos a considerar, como si el Ejecutivo tiene mayoría o no en el congreso, pues de no ser así la iniciativa presentada seguramente no quedará como fue planteada en un inicio.