Los expresidentes merecen su pensión como reconocimiento a su labor, insiste FOX

El ex presidente de México, Vicente Fox Quesada, fue cuestionado durante la presentación de la 10ª carrera San Cristóbal, sobre el retiro de la pensión a expresidentes propuesto por el Presidente Electo, Andrés Manuel López Obrador, a lo que Fox respondió defendiendo su derecho a dicho recurso, que la pensión y demás apoyos (elementos del Estado Mayor Presidencial, para su seguridad; y el pago de trabajadores administrativos) son un reconocimiento a los ex Mandatarios por haber servido al país.

A través de su cuenta de twitter, publicó una imagen que dice lo siguiente: "Ni la pensión, ni los apoyos a expresidentes son la panacea, pero tampoco son casos de abuso de poder, como se ha venido manejando en la oposición política, ciudadanía y prensa. Todos los presidentes tenemos mucho que darle a nuestras naciones, aún después de nuestro mandato. Creo que no hay mejores experiencias ni conocimiento de lo que nuestro país necesita, que las de un expresidente".

De esta manera aseguró que los ex presidentes, no son los malos de la película, pues aún después de dejar el cargo, continúan trabajando por México; mencionando que independientemente del desempeño como presidente, la ciudadanía le dio un aval para llegar a serlo.

“No somos los malos de la película, somos gente que trabajó y que continúa trabajando por México", señaló.

Vicente Fox, mencionó en un escrito, que “se ha dado por denostarnos, por ofendernos, por etiquetarnos de muchas formas; sin embargo, somos quienes estuvimos a cargo de la nación por elección de ustedes, hay buenos, medianos resultados, claro está, pero el trabajo arduo por México nunca se detuvo”.

Sin embargo, dijo estar de acuerdo “si es por el bien de México”, mencionando que “si de algo ayuda privar a los expresidentes de que seamos promotores de México, de proponer políticas públicas y atraer inversiones ¡adelante! Siempre y cuando, sea por el bien de México”.

Refirió que, si se concreta retirar los apoyos a ex presidentes, pueden abrirse la puerta a actos de corrupción, atentando contra la legalidad y transparencia del compromiso por México.