Luego de 10 horas de labores de rescate, logran sacar a bebé que cayó a un pozo

Cerca de las 12:00 del mediodía del domingo, un bebé de un año ocho meses de edad, cayó accidentalmente a un pozo de 8 metros de profundidad ubicado en la comunidad Buenos Aires, del municipio de Pénjamo, Guanajuato.

Por el hecho los cuerpos de emergencia de la Cruz Roja, Bomberos de Pénjamo, Santa Ana Pacueco y Abasolo, Protección Civil, elementos del Sistema de Urgencias del Estado de Guanajuato (SUEG) y del grupo especial de rescate USAR Guanajuato.

El pequeño de nombre Abraham “N”, permaneció 10 horas en el fondo del pozo seco al que cayó, fue hasta las 10:18 de la noche que el SUEG informaba sobre su rescate.

Los rescatistas realizaron una excavación paralela al pozo y así poder cavar un túnel horizontal para poder llegar a donde se encontraba el menor sumergido en lodo desde los pies hasta la cintura.

Milagrosamente, pudieron sacar al niño con vida, fue revisado y estabilizado en una ambulancia, para posteriormente ser trasladado a la clínica Arboledas, para brindarle la atención médica adecuada, este lunes el pequeño ya fue dado de alta y regresó a su casa.

Durante el rescate, al pequeño le fueron suministrados líquidos para mantenerlo hidratado e inyectaron oxígeno para mantenerlo con vida.

Al parecer el pequeño cayó al pozo, cuando caminaba detrás de su padre en la parte trasera de su casa, sus familiares intentaron sacarlo, sin embargo, al no poder, pidieron auxilio a la autoridad.