Más de dos mil personas en prisión preventiva podrían votar en elecciones de diputaciones el 6 de junio

México. 22 de marzo del 2021.- En el Proceso Electoral Federal 2020-2021, el Instituto Nacional Electoral (INE) implementará por primera vez una prueba piloto para garantizar que dos mil 185 personas en prisión preventiva, es decir que no han recibido sentencia condenatoria, puedan ejercer su derecho al sufragio en total secrecía, mediante el voto anticipado.

Se trata de mil 680 son hombres y 505 mujeres, número que podría disminuir si alguna de éstas no manifiesta su interés de participar o si las que lo hicieren no están inscritos en el Padrón Electoral.

La jornada de votación con este modelo se llevará a cabo el 17 de mayo y podrá extenderse hasta por tres días, mientras que el escrutinio y cómputo de los votos se realizará el 6 de junio.

A través del voto postal anticipado se enviará un paquete de correspondencia personalizado que incluirá un instructivo de votación, el resumen opciones electorales, la boleta y un sobre para enviar el voto, el cual podrán realizar en total secrecía ya que las autoridades penitenciarias deberán proporcionar lugares que garanticen la privacidad y en donde sea posible colocar la mampara especial.

El escrutinio y cómputo de los votos se va a llevar a cabo el 6 de junio por funcionarios y funcionarias de Mesa Directiva de Casilla, en las mesas de escrutinio y cómputo del voto de personas en prisión preventiva, en las Juntas Locales de la entidad en donde se encuentra cada uno de los CEFERESOS.

En su intervención, el Director General de Instituciones Abiertas, Prevención y Readaptación Social, Juan José García Ochoa señaló que a través del INE se han hecho invitaciones a alrededor de tres mil 200 personas privadas de su libertad que se encuentran en la condición de procesados y en este momento se está en la etapa en la que deberán expresar de manera libre y voluntaria su interés de participar a través de llenar un formato diseñado de manera conjunta.

La fundadora del Centro de Estudios y Acción por la Justicia Social, Valentina Lloret, consideró que este ejercicio permitirá romper con círculos de exclusión y aislamiento de personas en prisión preventiva, además de ampliar la visión sobre la reinserción social.

Explicó que en 2018 dos personas en la prisión del Amate en Chiapas solicitaron participar en elecciones considerando que estaban en prisión preventiva, por lo que el Tribunal Electoral del Poder Judicial determinó que las personas sin sentencia tenían derecho a votar y ordenó al INE organizar elecciones dentro de centros penitenciaros para elecciones de 2024 e iniciar con una prueba piloto en comicios del 2021.

Mencionó que se trata de un momento histórico y un reto, tanto para las autoridades electorales como las penitenciarías, ya que en todo el país existen 90 mil personas, 84 mil hombres y seis mil mujeres son susceptibles a tener este derecho al voto.

Como parte del Observatorio subrayó tres momentos “clave” de la prueba piloto para ampliar este ejercicio: la conformación de la Lista Nominal de personas en prisión preventiva, la jornada del voto anticipado que se realizará entre el 17 y 19 de mayo, para lo cual consideraron fundamental la figura de observadores electorales dentro los centros penitenciarios y la observación de las mesas de escrutinio y cómputo que se llevará a cabo el 6 de junio.