PAN, PRI, MC y PRD van contra periodo extraordinario para aprobar iniciativa de AMLO

Ciudad de México. 30 de abril del 2020.- Los Grupos Parlamentarios del PAN, PRI, MC y PRD informaron que no apoyarán la celebración de periodos extraordinarios que tengan como objetivo aprobar la iniciativa del Ejecutivo Federal para obtener la facultad de modificar el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) en caso de emergencias económicas.

Por medio de un comunicado conjunto, las bancadas indicaron que la iniciativa es innecesaria, ya que hay disposiciones vigentes de la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria que sustentan la posibilidad de la adecuación del PEF ante el escenario de una disminución de los ingresos fiscales.

La propuesta pretende legitimar acciones inconstitucionales: busca dar sustento al Decreto del Ejecutivo Federal publicado en el Diario Oficial de la Federación el 23 de abril de este año, por el cual unilateralmente se establecieron determinaciones sobre el ejercicio del PEF 2020 que violan la Constitución y la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria, subrayaron.

Lo anterior no da sustento para la determinación de las actividades y los programas prioritarios que reorienten el gasto público para la atención de los asuntos urgentes, particularmente con respecto a los derechos de las personas y los servicios que la administración debe proveer.

Tampoco establece un límite a los recursos que se pueden reasignar. Aunado a esto se pretende desaparecer del Fondo Metropolitano de este año recursos destinados para inversión pública, abundaron.

“La propuesta legislativa atenta contra una de las facultades legislativas más importantes: la de decidir y supervisar, como representantes de la ciudadanía, la asignación y el ejercicio del presupuesto de la Nación. Además, no propone ninguna medida dirigida a contener la grave caída de los ingresos presupuestarios, los cuales podrían disminuir por más de 700 mil millones de pesos”, comentaron.

La iniciativa vulnera el orden constitucional y los principios de división de poderes, de gasto con criterios federalistas, de transparencia en el ejercicio de los recursos públicos y de rendición de cuentas con base en autorizaciones sujetas al control de la gestión gubernamental.

“Nos resulta evidente que en la emergencia presente, las prioridades son esencialmente la vida y la salud de la población, los ingresos de las familias y la preservación de las capacidades para reactivar la economía y no el otorgamiento de poderes extraordinarios al Presidente de la República para la disposición y la asignación de los recursos públicos de la Federación.

“Insistimos, una vez más, en que es urgente: un Acuerdo Nacional que congregue los esfuerzos de todos los sectores y de toda la ciudadanía. Esta crisis se resolverá sólo con la participación de todos y con gobernanza, diagnósticos precisos, propuestas estratégicas, respuestas tangibles y evaluables, transparencia y rendición de cuentas”, concluyeron.