Protesta la Comunidad Estudiantil UG por incumplimiento a convenio

Guanajuato, Gto. 18 de febrero del 2020.- Luego de una asamblea de la Comunidad estudiantil de la Universidad de Guanajuato realizada el pasado miércoles 12 de febrero, estudiantes y el contingente feminista marcharon este martes por las principales calles de la capital, en protesta por el incumplimiento de las autoridades universitarias al pliego petitorio que firmaron en el mes de diciembre, cuando la comunidad estudiantil se mantuvo en paro.

Los estudiantes se reunieron en la Plaza Allende a la 1:00 de la tarde, en donde dieron lectura a un manifiesto de la comunidad estudiantil, para posteriormente dirigirse al patio de estudios de edificio central de la Universidad; fue el contingente feminista quien encabezó la marcha por las calles de la ciudad.

Rechazaron la creación de comisiones que creó la UG para dar seguimiento al convenio firmado, tachándolas de ser solo una simulación; la comunidad estudiantil, afirmó que los criterios de selección para los miembros de las comisiones no se hicieron públicos, y esto derivó que la personas seleccionadas sean a conveniencia de la UG y no de sus estudiantes, pues incluso nunca se dialogó con la comunidad para su creación.

De esta manera, exigieron “la pronta disolución de las comisiones especiales que se encargarán de atender los casos de violencia de género, por no especificar con claridad las funciones que le corresponden; por dejar fuera a las alumnas y académicas con perspectiva de género; por incluir dentro de ellas a alumnos y profesores que han sido señalados como acosadores”.

Entre las denuncias que hicieron a las autoridades universitarias se encuentran también que: los docentes que han resultado culpables de casos de violencia de género o sexual, no han sido expulsados de la Universidad; represalias por parte de autoridades, tales como hostigamiento, intimidación y trabas en trámites.

Exigieron también, que las mujeres puedan denunciar a sus agresores y contar con un proceso seguro para hacerlo, así como el seguimiento a las mismas y contar con capacitación en materia de perspectiva de genénero tanto alumnos como profesores, para prevenir futuros casos de abuso, acoso y discriminación.

Finalizaron expresando que “no queremos que nuestras exigencias lleguen a los oídos sordos de los funcionarios que, enaltecidos en sus títulos y cargos, se han alejado de los estudiantes (…) la colmena seguirá zumbando cada vez con más fuerza”.