Pruebas de empresas fantasma y redes de corrupción para desaforar a Bárbara Botello

El Procurador General de Justicia del Estado de Guanajuato Carlos Zamarripa Aguirre en rueda de prensa hace unos minutos informó que la actual fiscalía especializada en combate a la corrupción ha dado prosecución a la investigación realizada dentro de la averiguación previa 101/2015 iniciada el 02 de octubre del 2015, por una denuncia presentada por la contraloría municipal de la Ciudad de León, por hechos delictuosos cometidos en agravió de ese municipio.

Señaló que la Auditoria Superior del Estado presentó una denuncia penal por el delito de peculado, misma que se suma a la denuncia de la contraloría.

Dio a conocer que el delito de peculado del que se acusa, se sustenta en pruebas que demuestran que existió la contratación de empresas que no prestaron servicio alguno, además de que se encuentra acreditada la existencia de empresas fantasma, redes de corrupción y la realización de actos orquestados para intentar dar la apariencia de legalidad y aprovecharse y disponer ilícitamente de los recursos de la administración municipal.

Zamarripa Aguirre mencionó que, como parte del desarrollo de las investigaciones, y a fin de estar en posibilidad jurídica de proseguir conforme a derecho para ejercer acción penal, se requiere previamente eliminar la protección constitucional de la acusada Bárbara Botello.

El pasado lunes 13 de octubre se presentó la solicitud de declaratoria de procedencia ante el congreso de la Unión en contra de la ex presidenta municipal de León Bárbara Botello, actual Diputada Federal, por la presunta comisión de hechos cometidos durante su administración 2013-2015.

Carlos Zamarripa, señaló que la promoción presentada al congreso de la unión se basa en 39 tomos donde consta el número de diligencias ministeriales y evidencias para acreditar la probable responsabilidad de Botello en el delito de Peculado.

Por ultimo mencionó que derivado del caso de Bárbara Botello hay dos detenidos y dos órdenes de aprehensión, entre los detenidos se encuentra Antonio Olvera (se hacía llamar Dionisio Preciado) quien es representante de 3 de las 6 empresas fantasma y fue detenido en la Ciudad de México.