El Reglamento de la Ley General de Salud en Materia de Control Sanitario para la Producción, Investigación y Uso Medicinal de la Cannabis y sus Derivados Farmacológicos, que se compone por 80 artículos y cuatro transitorios, se centra básicamente en 4 puntos fundamentales que son la regulación, control, fomento y vigilancia sanitaria de materia prima, derivados farmacológicos y medicamentos de la Cannabis. Lo anterior con fines de producción, investigación, fabricación y médicos.

Esta regulación está integrado por 6 títulos:

  1. Disposiciones Generales
  2. Laboratorios de control de calidad
  3. De los fines de la cannabis
  4. De la importación y de la exportación
  5. De los establecimientos para la atención médica que suministren medicamentos de cannabis
  6. De la publicidad y comercialización

En su articulo 7, el reglamento señala que corresponde a SENASICA el regular y promover la sanidad de la Cannabis, así como la aplicación, verificación y certificación de los sistemas de riesgos de contaminación; a la SNICS, corresponde la regulación, calificación, comercialización y puesta en circulación de todas las semillas de la cannabis; mientras que a la COFEPRIS, le corresponderá la regulación, control y fomento sanitario relacionados con los fines de investigación, fabricación y médicos.

Por otro lado, el SAT verificará el cumplimiento de las disposiciones  jurídicas aplicables a la importación y exportación; mientras que la SE podrá intervenir en la determinación de los aranceles.

El reglamento también se refiere a los permisos de siembra de la Cannabis con fines de investigación y fabricación, en donde debe solicitarse y cuales son los requisitos con los que se debe de cumplir.

En cuanto a los fines médicos, señala que para la prescripción de medicamentos de Cannabis, los profesionales interesados deberán obtener un código de barras para los recetarios especiales, para lo cual deberán presentar solicitud ante la COFEPRIS.

Así mismo, los establecimientos autorizados para suministrar al publico los medicamentos de cannabis, deberán contar con un registro de los pacientes.

Finalmente en cuestión de la publicidad, solo podrá estar dirigida a profesionales de la salud, por lo que queda prohibido realizar promoción y publicidad dirigida a la población en general.