Si el candidato baila, ¿NO puede tener mi voto?

Ayer leí un tuit de Pascal Beltrán del Río en el que dice “si eres candidato(a) y sales bailando en un video, ya perdiste mi voto”; era evidente que ese simple tuit de unas cuantas palabras generaría por lo menos unos cientos de comentarios, y al revisar, así fue.

Pueden surgir varias preguntas, entre ellas ¿un candidato no tiene derecho a bailar? ¿Acaso bailar es algo malo? ¿no puede mostrar lo que hace? O la que es para mí la más importante ¿Por qué no observan sus propuestas?

Este último cuestionamiento podría ser el más sensato de todos, sin embargo, en la mayoría de los casos, las propuestas son lo último que el electorado conoce sobre el candidato o la candidata por el cual termina votando, convirtiéndose las campañas más en un concurso de popularidad obtenida a costa de lo que sea, dígase un baile, una canción o un video compartido en cualquier red social sumándose a las tendencias que nada tienen que ver con política o la situación por la que atraviesan millones de mexicanos.

Es decir, que lamentablemente, sí, hay personas que terminan dando su voto a un candidato solo porque lo vieron bailar en un video, y es ahí donde está lo preocupante.

Realmente bailar no tiene nada de malo, lo malo es que los candidatos tienen campañas tan vacías, que salir bailando en un video publicado en sus redes sociales es la única herramienta de la que pueden echar mano para tener el voto de los ciudadanos, ese que los coloque en el puesto que quieren estar o en el que se quieren mantener (por aquello de la reelección).

Esto a su vez, resulta más preocupante aún, pues al ganar, no habrá propuestas a cumplir que den solución a los problemas sociales, y eso si es un problema y si es malo.

¿Has visto al candidato por el que piensas votar en algún video viral? ¿Conoces sus propuestas?…

¿Aún tendrá tu voto?